Hablemos del café …

Por L.N. Daniela Garza

El café. Últimamente nos topamos con personas con diferentes posturas hacia esta bebida. Algunas de ellas no pueden empezar el día sin su café y otras simplemente por miedo a la dependencia quisieran evitar integrar este “hábito” a tu vida. Primero, quiero platicarte qué es esta bebida. El café es rico en antioxidantes y estimulantes como la cafeína. El principal efecto que destaca de esta bebida es la sensación de despertar ó de estar más alerta y con más energía. Esto va variando de persona a persona, todas tenemos una tolerancia y efecto distinta. El consumo moderado de café, es decir 2-3 tazas al día, puede llegar a tener efectos benéficos para nuestra salud, ¡Acuérdense que todo en exceso es malo!

Beneficios:

  • Contiene complejo de vitamina B
  • Micronutrientes como magnesio, potasio y niacina
  • Contiene cafeína que aumenta la dopamina y norepinefrina que ocasiona un aumento en la actividad cerebral que favorece la concentración y la memoria.

Contraindicaciones si se toma en exceso ó tienes mayor sensibilidad a la cafeína:

  • Ansiedad
  • Insomnio
  • Malestares gastrointestinales
  • Adicción
  • Deshidratación
  • Insomnio

Entonces, es importante identificar cómo te cae a ti. Recordar que todos los cuerpos son diferentes y no por que al de enfrente si le caiga muy bien y aumente sus niveles de energía, tiene que pasar lo mismo contigo. Usualmente cuando tenemos algo de sensibilidad a la cafeína, podemos optar por tés naturales que tienen menor dosis de esta. Otra cosa que tenemos que tomar en cuenta es que el café no necesita de tantas cosas extras! Por sí solo su sabor es riquísimo y hay que apreciar su sabor natural. Lo que podrías hacer es que ocasionalmente, le puedes agregar algo de leche de almendras o de coco con algún endulzante tipo stevia ó fruta del monje que no elevan la glucosa en sangre. Pero como siempre, si es algo que vas a incluir en tu día a día, opta por que sea sin azúcar ó sin distorsionar su sabor ya que es lo que queremos lograr para tener menos alteraciones en nuestro paladar. Si incluimos endulzantes aunque sean naturales, vamos a ocasionar que el cuerpo demande más cantidad de alimentos dulces. Como siempre todo es un balance. Si eras de los que tenía miedo o no sabías si incluirlo, incorporalo siempre y cuando no te excedas de la dosis y te asegures de llevar un consumo de agua adecuado.

 

 

 

BANNER

 

520px * 400px