Cómo estimular la producción de leche materna

Una de las preocupaciones más comunes como mamá, es poder brindar la alimentación que tu bebé necesita. Una de las razones de tal preocupación es debido a que después de las primeras seis semanas de que tu bebé nació, podrás tener la sensación de que tus senos ya no están llenos. Sin embargo, ello no significa que estés produciendo una cantidad insuficiente de leche. Puede reaparecer esta duda cuando se presenta las llamadas crisis de crecimiento, en las cuales tu bebé demanda más leche porque ha aumentado de tamaño.


La producción de leche materna es regulada por la demanda que tu bebé hace de la misma. Si tu bebé pide más, la producción se aumenta. También puedes aumentar esta producción utilizando Extractores de Leche Advanced Evenflo® para extraer leche con mayor frecuencia. Esta leche podrás guardarla en Bolsas Advanced by Evenflo® para almacenar Leche. También aprovecha los momentos en que amamantas a tu bebé para estimular una mayor producción de leche realizando lo siguiente:

 

  • Incrementar la frecuencia y duración en que decide tomar la leche.Esto se recomienda durante los periodos en que tu bebé ha aumentado de peso y talla (crisis de crecimiento).
  • Ofrece ambos senos cuando lo alimentas.Primero permítele alimentarse todo lo que desee del primer seno y cuando haya disminuido o detenido la succión, ofrécele el segundo.
  • Si aún no ha iniciado alimentación complementaria evita incluir cereales en la leche. Ello conlleva a que se interese menos por la leche materna y por ende, disminuye tu producción.


Durante los momentos en que tu bebé crece y demanda más alimento, puedes sentirte estresada tanto porque tu bebé buscará tu pecho con mayor frecuencia, pero también porque por momento observarás una conducta contraria. A veces parecerá estar molesto y no querer tomar de tu pecho. Es importante que sepas que este comportamiento es parte de su crecimiento, de hecho, se le llama crisis de crecimiento. Estos comportamientos no significan que tu bebé desee dejar de lactar y menos de estar cerca de ti. En estos momentos puedes brindarle la leche que previamente has almacenado para ayudarlo a saciarse y sentirte más tranquila. Con una mayor demanda, la producción de leche incrementará y podrás retomar los horarios de alimentación que vas estableciendo. Con ello, ambos se sentirán nuevamente cómodos durante la lactancia.

 

 Fuentes:
   •  Younger MJ (2017)  New mother´s guide to breastfeeding 3rd Edition, American Academy of Pediatrics; USA
  •  US Department of Healht and Human Services (2011)  Tips for Troubleshooting Common Problems, Your Guide to                  Breastfeeding. 1:8-23