Desarrollo de mi embarazo mes a mes

Conoce los momentos claves del desarrollo mes a mes durante el embarazo.

Desde el momento de la fecundación y durante las siguientes horas, comenzará la combinación genética y la división celular de tu bebé; es decir, desde el minuto uno, el huevo fecundado se estará formando y ya tendrá toda la información genética que determina el color del cabello y hasta el color de sus ojos

 

El primer mes

 El huevo fecundado se habrá desplazado hasta la matriz y logrado adherirse al útero, a partir de este momento se le llamará embrión. En la tercera semana de gestación su corazón se habrá formado y para la cuarta semana, estará bombeando sangre.

Al finalizar el primer mes, el embrión medirá un centímetro de largo y pesará menos de 10 gramos. Es decir, ¡será del tamaño de una lenteja!

Los requerimientos nutricionales aumentan, por lo que es de extrema importancia la ingesta de ácido fólico y hierro, ya sea en forma de multivitamínico o bien, como suplementos únicos. Pregunta a tu profesional de la salud por cuál es la mejor opción para ti.

El primer trimestre, es la etapa más importante de desarrollo fetal, ya que durante ésta se lleva a cabo el periodo de organogénesis, es decir, la formación de todos los órganos y estructuras fetales.

 

En el segundo mes

 Su corazoncito estará llevando sangre a todo el torrente sanguíneo y sus vasos sanguíneos estarán conectados a la circulación sanguínea de la madre. Sus órganos ya se estarán formando, así como sus manitas y piecitos.

En este mes comenzará el movimiento, su cabeza podrá girar de un lado a otro y percibirá el caminar de la mamá. 

En estas semanas la madre experimentará los síntomas más molestos, siendo los más comunes: sueño, cansancio extremo, náusea, vómito y distención abdominal. Dichos síntomas aparecen entre las 6 y las 7 semanas, y generalmente desaparecen o disminuyen notablemente a las 12 semanas. 

Si una mujer embarazada presenta vómito en cada ingesta de alimento y le es imposible retener alimento o líquidos, es importante que acuda con su médico. Tomar líquidos y alimentos fríos como helado, fruta y verdura como pepino, jícama o zanahoria, le puede ayudar a la disminución de dichos síntomas, así como ingerir pequeñas porciones de alimento durante todo el día y procurar no dejar pasar demasiadas horas entre cada alimento.

Durante el primer trimestre se deben de realizar por lo menos dos ultrasonidos, el primero durante las primeras 8 semanas el cual tendrá como objetivo confirmar el embarazo, que la edad del embrión corresponda a la edad calculada por fecha de última menstruación y confirmar la presencia de latido cardiaco fetal.

Al finalizar este mes, el feto medirá casi dos centímetros y pesará más de 10 gramos, es decir, tendrá el peso y tamaño de un frijolito.

 

En el  tercer mes

A partir de la décima semana de gestación se espera que el bebé comience a percibir estímulos. El feto ya será capaz de beber el líquido amniótico, entrenando así a sus pulmones y riñones para tragar. 

Se espera que la corteza cerebral comience a crecer para así, dar cabida a la masa encefálica. Por eso, el segundo ultrasonido debe realizarse entre las semanas 11 y 14, siendo éste uno de los más importantes del embarazo ya que permitirá descartar la presencia de enfermedades cromosómicas.

A finales del mes, el feto medirá seis centímetros y pesará 23 gramos. Es decir, en esta etapa tendrá el tamaño y peso de una ciruela.

 

En el cuarto mes

¡Es el momento de sentir al bebé! En este mes tu vientre será una montaña rusa y podrás experimentar como el bebé disfruta de girar, voltearse, subir y bajar dentro de ti.

En este mes se comienza a ganar peso y poco a poco se notará el embarazo en el crecimiento abdominal. En el 2° y 3° trimestre es recomendable, en mujeres con un peso adecuado, incrementar 0.4kg/semana.

Al finalizar este mes el bebé medirá alrededor de 16 centímetros y pesará aproximadamente 100 gramos. Para que te des una idea, su tamaño será parecido a un aguacate mediano.

 

En el quinto mes

Tu bebé deseará que todos sepan que ¡está ahí! Tu vientre crecerá y crecerá

Los estímulos del exterior serán muy importantes en este periodo ya que su sentido de la audición comenzará a identificar algunos ruidos como el latido de tu corazón y el crujido de tu estómago.

En este mes algunos pediatras recomiendan ayudar a la estimulación de su audición a través de música y canciones. También el sentido del gusto se comenzará a desarrollar, así que todo lo que comas le representará un sabor agradable o desagradable.

Es durante esta etapa cuando se puede conocer por medio del ultrasonido el sexo del bebé y también, cuando se empiezan a sentir los movimientos fetales, los cuales son perceptibles típicamente entre las 18 y las 24 semanas.

El ultrasonido más importante durante esta etapa debe realizarse entre las 18 y las 22 semanas, en el cual se analizará con extremo cuidado cada una de las estructuras fetales, asegurando dentro de lo posible, su adecuado desarrollo, formación y funcionamiento.

Al finalizar el mes tu bebé medirá 25 centímetros y pesará 380 gramos aproximadamente, el largo de una calabacita verde.

 

En el sexto mes

 El proceso de la deglución y succión será más evidente. A través de los ultrasonidos se podrá observar como el bebé traga y desecha el líquido amniótico, así como se chupa el dedo.

Sus movimientos serán sorprendentes, sentirá curiosidad por tocar su entorno y su propio cuerpo; podrá jugar con su cordón umbilical y tomarse el tiempo de tocar sus pies. ¡En este mes experimentarás su primer hipo!

En esta etapa es recomendable iniciar con la búsqueda de un curso de educación prenatal o psicoprofilaxis.

Su tamaño será de 30 centímetros y 700 gramos. Es decir, el tamaño de una berenjena mediana.

 

En el séptimo mes

 A partir de esta etapa el bebé presenta la fase más rápida de crecimiento, triplicando su peso y tamaño.

Al mismo tiempo, el crecimiento de la placenta y el incremento de líquido amniótico hacen que el volumen abdominal y el peso aumente rápidamente durante estas semanas. Es importante mantener una dieta balanceada, baja en carbohidratos y grasas saturadas. Por eso, en esta etapa los médicos recomiendan realizar un estudio de tolerancia a los carbohidratos para conocer la propensión a desarrollar diabetes gestacional. 

Durante este mes tu bebé abrirá los parpados por primera vez, y aunque la luz que percibe es mínima, podrá cerrar y abrir los ojos si es que le molesta. Los sonidos del exterior le serán muy interesantes; comenzará a reaccionar ante la voz de sus familiares y del medio que lo rodea.

A partir de este mes y los siguientes su peso será en kilos; al finalizar esta etapa medirá 35 a 38 centímetros y pesará un kilo aproximadamente. Su tamaño será parecido a una papaya pequeña.

 

En el octavo mes

 ¿Por qué creemos que un bebé puede sobrevivir si es que nace en este mes?

Bueno, esto tiene relación con que los órganos ya estarán desarrollados y a partir de este mes se espera únicamente crecimiento de peso y talla. Si tu bebé naciera entre la 29ª y 32ª semana de gestación necesitaría apoyo médico para que sus pulmones terminaran de madurar, sin embargo, los bebés prematuros no pueden ser alimentados por la madre y es por eso que su alimentación debería ser a través de una sonda o un alimentador artificial.

En esta etapa final será muy cansado desplazarse largas distancias, caminar mucho tiempo, realizar ejercicio o mantener una misma postura durante un largo periodo. El insomnio es un síntoma común, en especial, durante las últimas semanas antes del parto pues los movimientos del bebé son fuertes y constantes, siendo molestos en algunas ocasiones.

Después de las 30 semanas es común sentir contracciones no dolorosas y muy espaciadas, llamadas contracciones de Braxton Hicks, sin embargo, si las contracciones se vuelven dolorosas o con una frecuencia mayor a una cada hora es importante contactar a su médico de inmediato.

Al finalizar esta etapa el bebé medirá entre 47 centímetros y pesará casi 2 kilos. ¡Está casi del tamaño de un recién nacido!

 

En el noveno mes

 ¡El bebé está listo para conocerte! 

Conforme se acercan las 40 semanas en cualquier momento puede iniciar el trabajo de parto, el cual puede comenzar ya sea con contracciones, las cuales se van volviendo más intensas y frecuentes, o bien, por la ruptura de membranas y salida del líquido amniótico. Es importante resolver con tu médico cualquier duda que tengas acerca del inicio del trabajo de parto.

En esta etapa del embarazo, el bebé abrirá y cerrará los ojos con mayor frecuencia. Su espacio estará limitado así que sus movimientos serán menores en comparación a los meses anteriores. También tragará hasta 3 litros de líquido amniótico, eso significa que su estomaguito ya estará preparado para alimentarse de la leche de mamá.

Para cuando nuestro bebé nazca deberá medir alrededor de 50 centímetros y pesar casi 3 kilos. ¡El tamaño de un recién nacido!

¡Felicidades a los dos pues estarán a pocos días de conocerse cara a cara por primera vez!

 

 

  Fuente:

• Nestle Baby & Me