Cuidados durante el embarazo

Lo más importante para ti y tu bebé siempre serán los cuidados que implementes durante esta etapa, donde tendrás que conocer ciertos aspectos relacionados con la nutrición, el ejercicio físico o la medicación.

Cuida la dieta. Una de las principales cosas que debes hacer es aumentar el consumo de ácido fólico, hierro, vitamina B12 y calcio. La alimentación durante el embarazo debe ser rica en minerales y vitaminas y baja en grasas y azúcares. Esto te ayudará a sentirte mejor, controlar el peso y, lo más importante, transmitirlo a tu bebé.

Para el primer mes, si es tu caso, es el momento de dejar de fumar y de consumir bebidas alcohólicas. Intenta que tu dieta se base en frutas, verduras y hortalizas. Aumenta la fibra y el ácido fólico. Duerme cada que lo necesites y descansa para comenzar una nueva etapa relajada y con el menor número de preocupaciones.

En el segundo y tercer mes las molestias matutinas serán uno de los primeros cambios físicos que notarás en esta etapa, por lo cual es importante no realizar grandes esfuerzos. Procura hacer 5 comidas al día donde incluyas: cereales, frutas, verduras, carnes, productos lácteos y evita comidas abundantes para facilitar la digestión. No olvides continuar con el ácido fólico y consumir muchos líquidos para cuidar tu hidratación.

Para el cuarto y quinto mes comenzarás a sentir las pataditas de tu bebé. Al tratarse de un nuevo trimestre tendrás que realizarte otras pruebas médicas, como la del Triple Screening o la alfafetoproteína. Es importante practicar ejercicio moderado como yoga o pilates para embarazadas que te ayudará a mantenerte activa además de fortalecer tus músculos y aprender ejercicios de respiración de cara al parto. Posiblemente tendrás que cambiar tu posición para dormir o usar almohadas especiales para embarazadas, así como aumentar el consumo de vitamina B6, practicar ejercicios suaves e intentar mantener una correcta postura corporal.

Del sexto al octavo mes evita permanecer mucho tiempo de pie y no te fatigues con las tareas del hogar. Bajo recomendación de tu médico, tendrás que realizarte el test O´Sullivan que es una prueba que ayudará a descartar diabetes gestacional. Para el séptimo mes se recomienda adoptar una postura para dormir del lado izquierdo y no olvidar seguir con tu dieta rica en calcio y ácido fólico para proteger los huesos del bebé que está en camino.  Orina las veces que necesites, ya que en esta etapa del embarazo es posible que sientas una necesidad frecuente de ir al baño. Si sientes miedo e inseguridad no dudes en compartirlo con tus amigos o familiares.

En el noveno mes llegó el momento de eliminar la sal de la dieta y aumentar el consumo de fibra y ácido fólico.  Recuerda que en esta etapa es importante comenzar a practicar ejercicios de relajación y preparación al parto, siempre bajo la supervisión de un monitor calificado. Un buen masaje en los pies te ayudará a evitar calambres e hinchazón.  Si empiezas a sentir molestias o contracciones es necesario acudir a tu médico.

 

 Fuentes:
Cunningham F, MacDonald P, Gant N et al (1996) Adaptación maternal al embarazo. Masson SA. 4ª ed, Barcelona; pp. 201-     237.
• Cerqueira Dapena MJ.(2003)Metabolismo en el embarazo. Modificaciones endocrinas. Modificaciones psíquicas. En:         Cabero Roura L (Director). Tratado de Ginecología, Obstetricia y Medicina de la Reproducción. Madrid: Editorial Médica     Panamericana; pp. 249-258.
• Summonpress. (2015). Cuidados sobre el embarazo. enero 1, 2018, de elembarazo.net Sitio web: https://elembarazo.net/
• Ramírez García O, Martín Martínez A, García Hernández JA (2003) Duración del embarazo. Modificaciones de los órganos     genitales y de las mamas. Molestias comunes del embarazo normal. Panamericana Ed. Tratado de Ginecología,          Obstetricia  y Medicina de la Reproducción. Cabero Roura L, Madrid; pp. 232-237.